Suscribirme

Aprende sobre Equipos de Ventas ¡Descargar aquí!

Escenario post-COVID-19: ¿Cómo será el 2021 para las PyMEs?
Cómo hacer crecer tu negocio | 3 min de lectura

Escenario post-COVID-19: ¿Cómo será el 2021 para las PyMEs?

Ignacio Maldonado

Escrito por Ignacio Maldonado

Head of Sales en Nubox Chile I Experiencia en ambientes de ventas B2B y B2C en industrias principalmente de Servicios y Productos.

Author's LinkedIn
Crédito Fogape Reactiva Aprende aquí cómo solicitarlo

Crédito Fogape Reactiva

Aprende aquí cómo solicitarlo

Índice de contenidos

El 2020 será recordado como un año de complejidades para la economía chilena, debido a las limitaciones comerciales generadas por la pandemia y, también, los problemas heredados del estallido social de 2019. Pese a esto, la peor etapa de la crisis sanitaria parece haber pasado y lo pertinente es prepararnos para el escenario pos-COVID-19.

A partir de ello, una de las preguntas más interesantes y relevantes es la siguiente: ¿Cómo será el 2021 para las PyMEs? Precisamente, esta interrogante será el hilo conductor del resto de este material.

A continuación, te contaremos sobre 3 de las realidades y necesidades que experimentarán las pequeñas y medianas empresas en el futuro cercano, dentro de la "nueva normalidad" que dejará el adiós del COVID-19.

¿Te preocupa la estabilidad de tu empresa en esta época turbulenta? ¡No te pierdas nuestro ebook 11 claves para gestionar tu negocio en tiempos de crisis!

 

Nueva llamada a la acción

 

 

1. Mayor necesidad de apostar por el comercio electrónico

La pandemia tarde o temprano pasará. No obstante, muchos aspectos de la vida —tal como la concebimos— cambiarán: como muestra, una de las principales consecuencias comerciales es la aceleración sorprendente y exponencial del comercio electrónico.

Si bien esta tendencia ya estaba presente en el mercado chileno y millones de usuarios apostaban por la misma, el confinamiento y aislamiento social la llevaron a una nueva dimensión, convirtiéndose en una vía de escape y auxilio para el consumo.

De acuerdo a la Cámara de Comercio de Santiago (CCS), el volumen de negocios del comercio electrónico se triplicó durante una de las etapas más álgidas —el mes de abril de 2020— de la crisis sanitaria, lo cual es igual a un sorprendente crecimiento del 150%.

Además de llegar a más sectores de consumidores, la pandemia hizo que los usuarios adquirieran mayor conciencia sobre los beneficios y la flexibilidad del e-commerce, transformándole en una forma de comercio indispensable para las empresas en 2021.

Lógicamente, las PyMEs que no aprovechen esta tendencia en el futuro cercano perderán una importante cuota de mercado y darán ventajas a sus competidores directos.

Ampliar la presencia digital de las marcas y crear sus propias tiendas online son pasos muy positivos. Igualmente, es importante adecuar los procesos de facturación electrónica para que también absorban las ventas en línea, lo cual permitirá operar de forma transparente, organizada y confiable.

 

2. Priorización del buen manejo del flujo de efectivo

En economía, cuando se toca fondo a raíz de catástrofes y crisis externas, una vez que estas culminan suele producirse un “efecto rebote” que permite recuperar de forma sostenida el terreno perdido.

Luego de una caída inminente del Producto Interno Bruto (PIB) en 2020, proyectada entre un 4,5% y 5,5% por el Banco Central de Chile, en 2021 se espera una recuperación de la actividad económica en torno al 4,9%. Adicionalmente, las proyecciones auguran que en 2022 el PIB recuperará el nivel que tenía antes de la pandemia.

Ello representa un potencial crecimiento del consumo, quizás moderado, debido a que las familias —al igual que las empresas— necesitan estabilizarse financieramente y priorizar sus gastos.

Sin duda, esta venidera bocanada de aire para las ventas y los volúmenes de negocio es una oportunidad única para que las PyMEs recuperen los niveles ideales de flujo de caja y empiecen a ahorrar para construir fondos de emergencia: 2021 debe ser un año en el que las pequeñas y medianas organizaciones prioricen la gestión del efectivo y los ingresos para así evitar riesgos futuros.

Tomando en cuenta esta realidad, algunos consejos claves que podemos dar es la revisión exhaustiva de las partidas de gastos y costos para que identifiques y elimines todos aquellos elementos prescindibles, los cuales no agregan valor al negocio.

En cuanto a las inversiones, analiza si realmente 2021 es el año ideal para que las PyMEs de tus clientes asuman grandes cargas financieras. Si bien plantearse abrir nuevas sucursales o crecer en general es muy positivo, el futuro cercano apunta a ser un periodo de recuperación para las empresas que hoy están en situación comprometida.

Antes de hacer nuevas inversiones, asegúrate de que un negocio esté en condiciones suficientemente estables y seguras para que sea capaz de resistir potenciales nuevas crisis, pues no olvides que —además de los embates del COVID-19— el país experimenta un tenso clima político y social.

 

3. Digitalización

Las empresas digitalizadas tienen gran parte de su información en la nube y otros recursos cibernéticos, ya que esto les permite operar de manera remota y, en general, estar mejor preparadas para catástrofes y tiempos de crisis: incluso, antes de la pandemia, el mundo estaba en una espiral de transformación digital de la cual no es ajena la actividad comercial en Chile.

Por supuesto, dar este paso definitivo hacia la modernidad es una necesidad para las PyMEs y 2021 es el año propicio para darlo.

De hecho, a nivel estatal se están impulsando esfuerzos para que los negocios con estas características digitalicen sus procesos y operaciones: una prueba de esto es el Fondo para Pymes, Turismo e Innovación, el cual cuenta con recursos de hasta $150 mil millones y está contemplando en la Ley de Presupuestos 2021.

Parte de esos fondos estarán dirigidos a apoyar a las PyMEs en sus planes y procesos de digitalización, al igual que en la inclusión de nuevas y eficientes tecnologías.

Junto con estar pendiente de estos beneficios y proyectos estatales, también es momento para que identifiques cuáles soluciones claves puedes implementar para comenzar a modernizar las operaciones de tus clientes y qué pasos debes seguir para implementarlas: entre estas herramientas destacan, por ejemplo, los sistemas de contabilidad y los software de facturación electrónica. 

¡Genial! Ahora tienes una perspectiva concreta de cómo será la actividad comercial pos-COVID-19.

Claramente, la modernización es uno de los grandes retos para las PyMEs luego de que la pandemia demostrara que es indispensable la digitalización y el uso de soluciones tecnológicas, tanto para afrontar crisis y catástrofes como para operar de forma óptima en cualquier escenario.

Asimismo, tampoco olvides cuidar la liquidez, aunque percibas importantes mejorías en el flujo de ventas y negocios, pues entraremos en un proceso general de recuperación que las PyMEs deben concebir como tal.

 

Cyberday Chile

¿Necesitas ayuda con una información?

    ¡Hey, Dueño de Negocio!

    “¡Aprovecha nuestro CyberWeeks! ”

    Hasta 50% dscto. contratando 2 ó 3 sistemas

    ¡Hey, Dueño de Negocio!

    +15.000 dueños de negocio reciben nuestro Newsletter

    Únete a más de 15.000 dueños de negocio que cada semana consumen información clave para hacer más eficiente la gestión de su empresa e impulsar su crecimiento. 👩‍💻💡

    Visita nuestros otros blogs

    Ahorra tiempo, automatiza la administración y mejora tu negocio

    Completa el formulario por favor