Ganándole a la crisis: ¿cómo hacer crecer tu negocio?

Publicado por Nubox | 15 de junio del 2020
Ganándole a la crisis: ¿cómo hacer crecer tu negocio?

Todas las empresas —en algún punto de su funcionamiento— enfrentan crisis económicas que afectan la normalidad de sus operaciones, y la diferencia entre aquellas que logran superarlas con las que no radica en la forma de enfrentarlas.

Las crisis surgen por diversas causas internas o externas dependiendo de la situación que las condicione: cualquiera que sea el motivo, debes tomar las riendas y adaptarte al cambio para que puedas hacer crecer un negocio.

Sin embargo, nunca es tan fácil como parece. Las dificultades forman parte del proceso y es importante realizar proyecciones de diferentes panoramas que te permitan crear estrategias para enfrentar estos momentos de incertidumbre y mantener en marcha tu PyME. ¿Cómo hacer crecer tu negocio en tiempos de crisis? ¡Sigue leyendo para conocer algunos consejos!

 

Nueva llamada a la acción

 

Adáptate y diversifica tu actividad

Cuando un problema aparece y cambia todo el entorno es importante analizar cada factor que interviene en la realidad actual de tu empresa para innovar, crear e implementar acciones que te hagan salir de tu zona de confort.

Si bien es normal sentirse desanimado y pesimista frente a una crisis, recuerda que debe ser solo por un momento: pon la mente a trabajar, consigue ayuda y repunta tu negocio.

Analiza qué cambios está experimentando el mercado y evalúa lo siguiente:

  • si puedes cubrir una nueva necesidad;
  • si tu producto o servicio es capaz de trascender para adaptarse a la situación;
  • si necesitas incluir nuevos productos o servicios para generar más ingresos.
  •  

Asimismo, cambia tu forma de venta, intenta captar otro grupo de clientes, ofrece servicios adicionales y agrégale valor a tu marca.

 

Implementa el marketing digital

Varias personas usan internet gran parte de su tiempo, ya sea por trabajo, información o simplemente para entretenerse. En virtud de ello, la presencia digital de tu PyME es sumamente importante.

El marketing digital no solo ofrece publicidad y visibilidad a tu marca, sino además la capacidad de crear una comunidad de potenciales clientes que pueden interactuar directamente con tu emprendimiento, lo cual te permite conocer sus gustos, preferencias y opiniones acerca del producto o servicio que ofreces.

Un buen uso de las redes sociales traerá beneficios que harán crecer tu negocio y —lo mejor de todo— mediante las estrategias de marketing digital puedes medir en tiempo real el alcance de tus publicaciones. Si ya lo usabas como mecanismo impulsor de tu negocio, no lo dejes a un lado e invierte más en esta herramienta contando con personal especializado para sacarle el mayor provecho posible.

¡No te quedes atrás!

 

Mantén fidelizados a tus clientes

La relación con tus consumidores es esencial para tu negocio y mantener una comunicación constante con ellos logrará su fidelización, ofreciéndote la posibilidad —pese a cualquier situación— de que sigan creyendo en tu marca y, por ende, comprando tus productos.

¡Preocúpate por tus clientes! Y no olvides que los mismos son una de las fuentes principales para atraer a otras personas que quieran adquirir lo que ofreces.

 

Flujo de caja

 

Reduce costos y gastos innecesarios

En momentos difíciles es necesario buscar opciones que te permitan minimizar los gastos de la empresa y analizar detalladamente cada ítem de tu estructura de costos sin afectar la calidad ni la productividad de tu negocio.

Los costos fijos son los más difíciles de cubrir en las crisis porque a veces no se perciben ingresos suficientes, pero estos se mantienen a pesar de las circunstancias. Por ello, planifícate y busca herramientas para disminuirlos considerando medidas como:

  • implementar el teletrabajo, lo cual disminuirá los servicios de luz, agua, telefonía o Internet;
  • prescindir de comprar material de oficina, si no será utilizado;
  • compartir gastos de logística y distribución con alguna empresa de tu sector;
  • eliminar cualquier otro gasto que no sea totalmente necesario para el funcionamiento de la empresa.

 

  •  

Administra tu flujo de caja

Este punto va de la mano con la reducción de gastos y las prioridades para mantener la liquidez.

La administración de los ingresos y los egresos es fundamental para lograr superar una crisis; si no estás percibiendo lo que tenías proyectado, debes encontrar el balance adecuado para evitar el quiebre.

El flujo de caja representa un indicador importante para la toma de decisiones, motivo por el cual no debes dejar de monitorearlo.

Si tu negocio experimenta una caída en las ventas —factor común frente a una crisis— es momento de analizar detenidamente la situación y realizar una correcta distribución de los recursos, enfocada en mantener sus operaciones.

Modifica tu planificación previa, redirecciona los objetivos, optimiza procesos, acelera tus cuentas por cobrar, acuerda con tus proveedores la ampliación de créditos y considera cualquier otra opción para que puedas mantener un flujo de caja saludable.

 

Infórmate sobre los planes de Gobierno

Cuando se presentan situaciones —como la que se vive actualmente— que afectan a una gran parte de la población, los gobiernos suelen crear mecanismos para disminuir el impacto económico que puedan ocasionar a las empresas, especialmente a las PyMEs.

Busca información sobre medidas que puedas utilizar a tu favor y permitan continuar tus operaciones, las que pueden incluir reducción de intereses de créditos, reestructuración de deudas, otorgamiento de nuevos créditos, rebaja de impuestos o facilidades de pago, entre otros decretos que ayudarán a crecer tu negocio en tiempos difíciles.

 

 

Sé paciente

Toda crisis es difícil, tanto a nivel económico como emocional. No obstante, lo importante es no caer en medidas desesperadas y mantener la mente abierta a nuevas oportunidades. Superar un mal momento puede tardar meses, pero la clave está en ser paciente para que tu negocio siga creciendo.

A lo largo de tu vida como emprendedor encontrarás diversos obstáculos en los que podrás aprovechar cada momento para aprender e ir creando planes de acción, por lo que también debes confiar en tus decisiones y tener una red de apoyo para lograr salir adelante.

Nunca te quedes sin un plan B para que la próxima crisis no te agarre totalmente desprevenido y logres mantener operativa tu empresa.

Tus clientes reconocerán tu esfuerzo, pero además habrás creado nuevas oportunidades que aumentarán significativamente tus ingresos y, en consecuencia, harás crecer tu negocio considerablemente.