Nubox Logo | Software de Contabilidad y Facturacion para Pymes

¿Por qué el contador es el héroe absoluto de la Operación Renta?

Publicado por Nubox | 27 de abril del 2017
¿Por qué el contador es el héroe absoluto de la Operación Renta?

¿Qué sería de ti sin tu contador en esta operación renta? Probablemente, muchos estarían perdidos, llamando a amigos que “algo saben” o, lo que es peor, enviando los formularios con inconsistencias al Servicio de Impuestos Internos. Hay héroes que no llevan capa y, por estos días, él es uno de ellos. ¿Por qué? A continuación, te lo contamos.

Atravesamos por la primera Operación Renta bajo la Reforma Tributaria, por lo que es entendible que las dudas en torno al proceso sean más que en años anteriores. De seguro tú, que estás leyendo este artículo, también necesitaste de la orientación y apoyo de un profesional contable. Claro, son los únicos capaces de resolver cualquier inquietud respecto al tema. 

Realizar tu declaración sería un caos sin su ayuda profesional,  es el gran héroe del proceso tributario, y el único (o única) capaz de orientarte y ayudarte a salir de esta obligación con la frente en alto. ¿Por qué? Ahora lo sabrás:

1. Conoce los formularios

Para un contribuyente común y corriente, los formularios a gestionar durante el proceso pueden ser algo confusos. Esto puede llevar a incurrir en errores o inconsistencias al momento del envío. 

Ya sea para la revisión y eventual modificación del 1887 (remuneración) y el 1879 (contabilidad), es la única persona que podrá darte luces sobre el correcto proceder, pues conoce a cabalidad los campos y requisitos. Si no fuera por él, probablemente a estas alturas estarías de cabeza tratando de resolver las dudas por ti mismo.

2. Maneja los aspectos legales

Todos los temas tributarios involucran aspectos legales que no suelen ser dominados por el común de los mortales, excepto los contadores. Ellos son capaces de orientarte respecto de las implicancias de la operación renta. Por muy pequeños que sean los errores en este sentido, pueden generar más de un dolor de cabeza. A la larga no deberían ser de difícil solución, pero se necesita contar con los conocimientos indicados para hacerlo.

Tú podrás ser un empresario exitoso, un gran abogado o intelectual, pero nadie conoce los aspectos legales involucrados en la declaración de renta tanto como los contadores. Por ello, confía en sus consejos y no olvides agradecer su apoyo en el tema.

3. Está al tanto de las fechas

Pese a que el Servicio de Impuestos Internos ha publicado todas las fechas importantes de la Operación Renta, es él quien las tiene interiorizadas al punto de avisarte -y recordarte- que debes enviar tu declaración en determinados plazos. 

Descarga gratis una Plantilla de  Liquidación de Sueldos en Excel

4. Te salva de eventuales multas

No realizar tu declaración o hacerlo con anomalías puede acarrear multas y citaciones que solo te harán perder valioso tiempo.

En la revisión de los formularios, previo envío, es el profesional contable el único con el conocimiento y la experiencia necesarios para chequear que todo esté en orden, sin inconsistencias o campos sin rellenar. Por ello, la confianza en tu contador es fundamental, de manera que puedas tener la libertad necesaria para exponer tus dudas al respecto y evitar así multas o penalizaciones que, a la larga, podrías haber evitado con una conversación con un experto en el tema.

Conoce aquí Factura Electrónica Nubox

5. Conoce los cambios de la Reforma Tributaria

Como apuntábamos en un comienzo, este año es el primero en que la Reforma Tributaria rige en (casi) su totalidad. Con ello, el proceso de declaración de impuestos involucra ciertas modificaciones -como el aumento del Impuesto de Primera Categoría (IDPC) de un 22,5% a 24%- que es sumamente necesario conocer. Este y otros temas más puntuales y específicos, es mejor dejarlo a cargo de los que verdaderamente saben, y reconocer su conocimiento. 

 

Lee también: "¿Cómo un programa contable te ayuda a estar preparado para la Operación Renta?" 

Hoy, más que en años anteriores, los contadores se han vuelto los verdaderos héroes del proceso de declaración de renta,  que comenzó el 1 de abril y que culmina el 9 de mayo. Por ello, agradecerle su apoyo y disposición para apoyarte en tu declaración es un buen gesto. Después de todo, podrá no tener capa, pero, ¿qué hubieses hecho sin su ayuda?