Nubox Logo | Software de Contabilidad y Facturacion para Pymes

¿Cómo mantener el activo más importante: TÚ?

Publicado por Nubox | 26 de julio del 2019
¿Cómo mantener el activo más importante: TÚ?

Los contadores a menudo aconsejan a los dueños de negocios que "cuiden sus activo". Por lo general, se refieren a maquinarias y equipos. Pero en las pequeñas empresas, a menudo el activo más importante es el propietario. ¿Te cuidas como si fueras un activo valioso?

 

¡Probablemente no! La mayoría de los dueños de negocios se ocupan de muchas cosas. Después de todo, son optimistas al asumir que no se enfermarán, ni sufrirán ningún tipo de lesión que les impida cumplir con sus responsabilidades. ¿Es un plan sabio? No.

 

Es hora entonces de centrarte en los impactos positivos que puede tener cuidarte a ti y a tu empresa. Estarás de mejor humor, tendrás más energía, pensarás con más claridad y disfrutarás más. Tiene sentido que, si estás sano, entonces también lo esté tu empresa.

 

Porque nos interesa que tu salud y la de tu negocio estén bien, aquí te dejamos diez consejos para mantener el motor (tú) funcionando bien:

 

1. Hacer una pausa

Toma vacaciones frecuentes, al menos un descanso cada año. Cuatro semanas no es una cantidad irrazonable para ti. Sé proactivo a la hora de reservar tus vacaciones. Un año puede pasar tan rápido que, antes de que te des cuenta, te has quedado sin opciones de vacaciones, así que planifica con anticipación.

 

2. Comer saludable

Ten comidas saludables disponibles. Siempre haz tiempo para el almuerzo, incluso si son diez minutos. No te saltes las comidas.

 

3. Participa en actividades que te ayuden a relajarte

Es importante darle a tu cerebro un descanso. Encuentra algo que te ayude a distraerte de tu negocio, como pasear al perro por la noche, hacer yoga o ponerte al día con tus amigos.

 

DE INTERÉS: Cómo programar vacaciones de funcionarios en una Pyme

 

4. Haz ejercicio a menudo

Estar en forma te puede ayudar a reducir el estrés y las lesiones. Ya sea que camines, trotes, nades o reserves una clase regular de ejercicios. Es importante que esto sea una prioridad. El ejercicio puede darte un poco más de energía para hacer más.

 

5. Prevenir enfermedades

Toma precauciones para no enfermarte. Hazte un chequeo médico regular. No te olvides que los médicos existen y que puedes ser víctima de infinidades de patologías. No eres infalible.

 

Tomar un descanso debe ser primordial para los empresarios.

 

6. Tómate un tiempo para recuperarte

Esto puede ser difícil cuando tienes que presionar para que se cumplan en plazo las tareas que fijaste, pero eso puede complicar tu estado de salud. Si te tomas un día o medio día libre tan pronto como te sientas mal, podrás mejorar más rápido y así cumplir con tus responsabilidades.

 

7. Socializa con tu entorno

Ser propietario de un negocio puede aislarte en ocasiones. Tener a alguien con quien conversar regularmente es invaluable y realmente reduce tus niveles de estrés. Podría ser un colega, un mentor, un consejero, otro empresario o entrenador.

DE INTERÉS: Claves para combatir el burnout en el trabajo

 

8. Enfócate en cumplir tareas

No te dejes atrapar por la trampa del tiempo. Trata de concentrarte en lo que debes hacer, en lugar de cuánto tiempo necesitas para desarrollarlo.

 

9. Haz tiempo para las actividades que te motivan

Además de relajarte, también necesitas encontrar actividades que aumenten tus niveles de energía positiva. Esto podría ser socializar con amigos, hacer ejercicio o incluso leer un libro en un sofá. Encuentra lo que te motiva y hazlo a menudo.

 

10. Conectate contigo mismo

De manera regular, pregúntate: “¿Cómo me siento?” “¿Tengo algo de tensión?” “¿Estoy estresado?” “¿Necesito dormir más?” Si no te sientes mejor, trata de organizar un descanso extra, una actividad recreativa, una salida con la familia, un viaje de compras o lo que sea que te apetezca.