Asesor contable: 3 ideas para que tus clientes se preparen para reabrir

Publicado por Nubox | 3 de septiembre del 2020
Asesor contable: 3 ideas para que tus clientes se preparen para reabrir

El mundo está pasando por una crisis sanitaria que ha puesto en jaque la continuidad de las empresas, debido al cierre sorpresivo que se han visto obligadas a realizar.

Frente a esto, los asesores contables tendrán la tarea de entregar estrategias a sus clientes para que puedan reactivar sus capitales y cumplir con la normativa vigente.

La estructura comercial debe avanzar a una nueva cultura mercantil, donde se deben adoptar medidas innovadoras y creativas desde la información administrativa contable. De tal modo, se busca satisfacer a los consumidores con nuevos intereses y necesidades, así como también trabajar en conjunto con la competencia, para cumplir con una reapertura eficaz y segura.

Antes de continuar, aquí te dejamos una guía que te ayudarán a orientar a tus clientes sobre cómo gestionar su negocio en tiempos de crisis. ¡Descárgala aquí!

 

Nueva llamada a la acción

 

¿Cuál será el apoyo que entregará el asesor contable a sus clientes?

En términos de reapertura, el asesor contable deberá generar estrategias financieras para dar continuidad a los movimientos contables y reactivar los capitales de los negocios de sus clientes.

En esta etapa, se debe generar un equilibrio entre lo comercial y el acompañamiento a los clientes, es decir, demostrar interés ante las preocupaciones a las que se han visto expuestos en este último tiempo. Por esa razón, el asesor tendrá que trabajar y reforzar la confianza de los mismos, ya sea en términos monetarios y posibles capitales de inversiones, como también en la seguridad sanitaria.

Para lograr la reactivación del negocio e incrementar la confianza de tus clientes, acá te entregamos 3 formas de ayudarlos a prepararse para su reapertura.

1. Planificar y reorganizar la cartera de clientes


Los clientes son los activos intangibles de una empresa, por lo cual hay que cuidarlos y mantenerlos interesados en el negocio. Para reorganizar y planificar la cartera de clientes, se deben seguir las siguientes recomendaciones:

 

  • Analizar los objetivos de la empresa para el período de reapertura. Para esto se debe estudiar a los clientes que se han mantenido activos en el último tiempo y segmentar intereses.
  • Recordarles a los clientes que son únicos, y ofrecer atención personalizada de acuerdo a sus necesidades.

 

Estas acciones ayudarán a reactivar las ventas y reorganizar la estructura del negocio en tiempos de crisis, donde las amenazas externas deben transformarse en oportunidades. Acá, el asesor contable aplica su conocimiento sobre la gestión empresarial administrativa - contable, desde la perspectiva de la reorganización de los clientes.

2. Generar estrategias de ventas para que tus clientes reactiven sus ventas

El asesor contable debe analizar los estados financieros de sus clientes, de tal modo sea capaz de demostrar las bajas de los ingresos a los que se han expuesto. Por esta razón, debe incentivar que se generen estrategias para poder reactivar sus ventas, donde el primer paso se indicó en el punto anterior, ya que sin clientes, difícilmente se podrán generar ventas.

Para poder fomentar las demandas, el negocio debe incentivar las ofertas llamativas, que deben partir de la capacidad que tiene el negocio para soportar ciertas acciones contables, sin dañar los estándares comerciales, por ejemplo:

 

  • Cálculo del Precio de venta de productos seleccionados considerando descuentos que no afecten el costo de venta, generando mínimo de ganancias por un período determinado.
  • Analizar las flexibilidades de pago, por ejemplo, capacidad de generar compras a crédito, donde éstas no afecten los ingresos para el pago a proveedores, acreedores y responsabilidades empresariales.
  • Crear o mantener el E-commerce si ya experimentó esta técnica de venta mientras se encontraba el negocio cerrado por cuarentena. Esto entrega una mayor facilidad de compra y por ende, mayor seguridad para la salud del cliente.

 

3. Mantenerlos informados con las medidas de gobierno para enfrentar la crisis

Esta última medida es fundamental para que los asesores contables tengan a sus clientes activos y actualizados, de acuerdo a las medidas tributarias para las Pymes que ha aprobado el Gobierno.

Estas consideraciones se deben estudiar desde los inicios de la crisis sanitaria, en relación al impacto negativo que ha tenido la pandemia sobre la economía interna y externa (en los casos de empresas exportadoras). De esta forma, las Pymes pueden analizar cuál es la nueva medida tributaria que mayormente le acomoda, dependiendo la urgencia en la que se encuentre, ya sean:

 

 

Con estas 3 recomendaciones, se busca:

 

  • Analizar y proyectar a los clientes, de acuerdo a sus necesidades (demanda), para generar intereses según su comportamiento (oferta), logrando así la interacción dinámica del mercado.
  • Retomar movimientos de la organización y reinventarse operacionalmente, lo que incluirá entrar en un mercado nuevo y cada vez más diverso, que puede tener cambios abruptos post covid-19.
  • Adaptar la empresa a los cambios, para comenzar a trabajar de una forma distinta a la que se llevaba antes de la crisis sanitaria. Por ejemplo, fortalecer la transformación digital dentro de las empresas.
  • Aumentar la confianza y seguridad de los clientes.
  • Posicionar la marca de la empresa con un trabajo más amplio y adaptable a la realidad, demostrando que la empresa siempre estará para sus clientes.
  • Incentivar la creación de productos más interesantes y servicios innovadores.

 

Recuerda que el asesor contable podrá acompañar a sus clientes en todo lo referente a aspectos financieros y contables. Sin embargo, es muy importante que, en la etapa de reapertura, los dueños de empresas puedan apoyar las nuevas disciplinas sociales del autocuidado.

Por lo cual, tendrán que asesorarse con especialistas en materia de salud y seguridad laboral, con el fin de cumplir con los protocolos necesarios para resguardar la salud de sus trabajadores, así como la de sus propios clientes, mientras dure la contingencia sanitaria.